Centro de Historia Lucha Eterna Universal

UNIDAD DE INVESTIGACIÓN DE HISTORIA


ein Bild Lic José Miguel Rosario Fernández
       

 
luchaeternauniversal@yahoo.es

Twitter @jmrf65

            

 



Hace 13 años nacio una idea.
Primero Como Escuela de Formación y luego Como Centro de Investigación de Historia.

Significado de los simbolos del Centro de Historia.

La bandera roja significa el color de las luchas revolucionarias y las tres estrellas (JUSTICIA, IGUALDAD y FRATERNIDA) El globo terraqueo significa la Lucha Universal.

 

Gracias pueblos del Mundo por abrirnos las puertas para estar con ustedes.


 
 

 




ein Bild

1.Herencia de un Imperio ( se trata de como el  Imperio romano logro dominar al mundo y que luego se fue transformando para dar paso a nuevos imperios en la actualidad.  En el siglo XXI  el Imperio estado unidense es el heredero de aquel imperio romano.  (formato power point). Esta presentación  está disponible para Instituciones, Consejos Comunales y Centros Educativos.

 


 

 
2. Está en proyecto  el rescate de fotografías y documentos  antiguos de la Ciudad de Porlamar. ( Archivo de Los hermanos Rosario). 


3. Está a disposición de todos los internautas la presentación Bolivia, en formato Power Point 2007. Descargar en el siguiente vínculo (Carpeta comprimida ZIP, contraseña: UIH):

http://www.easy-share.com/1906700997/BOLIVIA PW2007.zip




4 . Informamos a nuestros lectores que está en elaboración en formato Power Point  " La Guerra Psicológica". Muy pronto estará a disposición 
del público y de los estudiantes.



5. Informamos a nuestros lectores que está en elaboración  en formato Power Point. " Plan Colombia" . Exelente para foros y exposiciones estudiantiles.

  


 

 

 3. II JORNADAS DE INVESTIGACIÓN  HISTORICA
RELALIZADA POR LA ESCUELA DE HISTORIA DE LA UCV Y EL INSTITUTO DE ESTUDIOS HISPANOAMERICANOS. PUBLICADO POR  EL RECTORADO DE LA UCV EN EL AÑO DE 1992

EL CÓLERA EN VENEZUELA EN LOS AÑOS 1854-1857 Y EN LA ACTUALIDAD. (Creencias populares, prevención, tratamientos y medicamentos).  Autor: Lic. José Miguel Rosario Fernández.


 Paginas web relacionadas con la historia
www.artehistoria.jcyl.es


 


 

 
 12 de Octubre de 1492.  Durante muchos siglos nos enseñaron la historia eurocentrista de que esta fecha fue el día del descubrimiento del Continente, hoy llamado americano y de sus pobladores. Para los europeos era necesario mantener esta concepción para  llevar a cabo sus planes de dominación en todas las ramas de las actividades humanas. Por otra parte, no podemos negar las consecuencias  de aquella invasión. Un idioma, un mestizaje y una rica cultura producto de la mezcla originaria de Afica, América y Europa. Pero tampoco podemos olvidar las matanzas de los habitantes originarios de nuestro Continente. El exterminio de poblaciones enteras como ocurrió  en las Islas del Caribe ejemplo: lo que es hoy República Dominicana, Haiti, Cuba y las Antillas menores  donde sus pobladores fueron borrados y aniquilados totalmente en nombre de la corona imperial española. No se puede olvidar y mucho menos  las poblaciones de la actual México, Peru, Ecuador, Bolivia, Chile, Argentina, Venezuela y todo el resto del Continente. Por eso rendimos honores a los hombres y mujeres que lucharón y murieron por la defensa de su cultura, sus ideas y sus creencias. 
jmrf.


 
  

Nuestro amado País Venezuela desde hace muchos años esta siendo agredido por siniestros factores internacionales.El imperio estado unidense esta haciendo lo imposible por derrocar la Revolución Bolivariana, hasta ahora han fracazado gracias a la voluntad del pueblo bolivariono,de las fuerzas revolucionarias y de lalealtad de la FANB.
Envia tus artículos al correo: 
luchaeternauniversal@yahoo.es 

 


 


Se informa a nuestros lectores que a travès de sus mensajes de textos nos han preguntado cual es la pàgina Web de las FARC-EP

Respuesta: www.farcep.org   y   www.anncol.org  a veces es un poco complicado visitar estas pàginas, pues las mismas son monitoriadas y saboteadas por EE.UU.


 

 



Licdo. José Miguel Rosario F  

Historiador.

 


 

 

ANTROPOLOGOS DESCUBREN EL INFRAMUNDO MAYA EN CUEVAS 

 

 
 
Notimex
El Universal
Mérida Jueves 14 de agosto de 2008
07:23El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) dio a conocer la existencia de nuevos hallazgos en cuevas y cenotes del centro del estado de Yucatán, que se presume, podrían tratarse de la legendaria ruta para entrar al inframundo Maya, Xibalbá.
 
 
El INAH señaló que en un trabajo en conjunto con especialistas de la Universidad Autónoma de Yucatán, como parte de un proyecto de investigación tendiente a comprender la actividad ritual realizada durante la época prehispánica y hacia la conquista española, descubrieron diversos templos subterráneos.
 
 
Estos últimos, lugares en los que se han encontrado similitudes en algunas modificaciones de cuevas y cenotes, a lo que atribuyen los especialistas se trate muy probablemente de templos dedicados al culto del Xibalbá, por su estructura muy elaborada y considerando que se ubican en lugares de difícil acceso.
 
 
Estudiosos del tema señalan que para entrar al inframundo maya, Xibalbá, había que recorrer un tortuoso camino, al final del cual se hallaba según el Popol Vuh, un cuerpo acuoso con casas, donde debían superarse duras pruebas.
 
 
Por su parte, el director de la iniciativa denominada "El culto del Cenote en el centro de Yucatán", Guillermo de Anda Alanís, reveló que la localización de estas edificaciones no deja de ser una grata sorpresa, toda vez que parecen reproducir lo asentado en fuentes históricas, como el mencionado libro sobre la mitología maya.
 
 
Añadió que dentro de una de las cuevas se localizó un sacbé o calzada de casi 100 metros de largo, de buenos cimientos y un sistema constructivo similar, al de las calzadas de la zona arqueológica Chichén Itzá, características que le atribuyen a ser considerado como el primer sacbé subterráneo.
 
 
Los lugares descubiertos se distribuyen en cenotes y cuevas ubicados en municipios del centro de Yucatán, tales como Tecoh, Homún, Kantunil, Chocholá y Abalá. además advierten un modelo común, el cual se define como una especie de portal natural que es tapiado con piedras labradas, para dejar descubierto un pequeño acceso de poco menos de un metro de altura y los 50-60 cms. de ancho.
 
 
Además han sido localizados restos óseos humanos y de cerámica, a manera de ofrenda en algún escondite o caché; esculturas como la que parece aludir a un sacerdote con el tocado del dios de la muerte, así como glifos pintados y/o grabados.
 
 
Elementos que de acuerdo con fechamientos de cerámica realizados en el Centro INAH Yucatán, la mayoría de los materiales datan del Clásico Terminal (750-850 d.C), colocando entre estos y catalogada como la más antigua encontrada en el norte de Yucatán, con mil 900 años una vasija.
 
 
De Anda informó que hasta el momento se han reconocido 14 sitios que contienen este tipo de elementos rituales. sin embargo en vísperas, la iniciativa dará inicio a su segunda temporada de campo, así como a la fase de interpretación, con base en el estudio de los vestigios encontrados.
 
 
La primera etapa del proyecto El culto al cenote en el centro de Yucatán, comprendió la investigación documental sobre el tema. Así, en crónicas del siglo XVI que refieren la persecución de la idolatría (en 1562), se mencionan 17 cuevas y cenotes, en donde los mayas efectuaban ritos.
 
Actualmente, el proyecto El culto al cenote en el centro de Yucatán se halla en una etapa de corroboración in situ, en la que cuenta con el apoyo del Centro INAH Yucatán mediante un convenio que busca la preservación de estos espacios.
 
 

 


 

 LA INVASION Y OCUPACIÒN DE AFGANISTAN POR EE.UU Y SUS ALIADOS

 

 




 

 

Seis años después de una guerra que fue lanzada para derrocar a los talibán, soldados británicos siguen siendo muertos en sangrientas escaramuzas en un conflicto en el que una victoria final es imposible.

 

El 7 de octubre fue el sexto aniversario de la invasión de Afganistán por EE.UU., Gran Bretaña y sus aliados, en una operación bautizada Libertad Duradera. Pero seis años después, Gran Bretaña es una vez más, como en Iraq, el socio menor, el que pierde las vidas de sus soldados y tiene poca influencia real sobre la guerra.

 

 

El resultado del conflicto en Afganistán será decidido en Washington e Islamabad. No existe posibilidad alguna de derrotar a los talibanes mientras se puedan retirar, volverse a entrenar y a reorganizar, en los refugios montañosos de Pakistán.

 

 

Ayer, supimos de la muerte de otro soldado británico. Aunque su identidad no ha sido revelada, se cree que el muerto actuó como mentor del príncipe William.

 

 

Otros dos fueron heridos cuando su vehículo fue alcanzado por una explosión al oeste de Kandahar, lo que hizo llegar el número de soldados británicos muertos en Afganistán desde 2001 a 82.

 

 

El gota a gota de las pérdidas británicas subraya lo poco que se ha logrado en los últimos seis años, y la rapidez con la que se pueden perder todos los triunfos. Gran parte del sur de Afganistán era más segura en la primavera de 2002 de lo que es ahora y en ningún momento durante los años desde entonces existe alguna evidencia en los discursos de los sucesivos ministros británicos de que tengan mucha idea de lo que estamos haciendo allí y de lo que esperamos lograr.

 

 

Esta semana, el líder conservador David Cameron dijo a sus partidarios que restauraría Afganistán como "prioridad número uno en la política exterior." La observación subrayó cómo este conflicto ha desaparecido en la práctica del orden del día político.

 

 

Sin embargo, Afganistán está sembrado de huesos de soldados británicos muertos en fútiles campañas en el Siglo XIX y después. La lección de esas guerras olvidadas hace tiempo es que el éxito militar en el terreno en Afganistán es siempre elusivo y que, incluso cuando se logra, rara vez se convierte en un éxito político duradero.

 

 

Los talibanes llegaron al poder en Afganistán gracias al apoyo paquistaní y abandonaron Kabul y Kandahar sin combate cuando dicho apoyo fue retirado en 2001 en los días y semanas después del 7 de octubre. Pero seis años después, los talibanes están de vuelta.

 

 

La violencia no da señales de terminar. Atentados suicidas, tiroteos, ataques aéreos y bombas al borde de la ruta han matado a 5.100 personas en los primeros nueve meses de este año, un aumento de un 55% respecto al mismo período en 2006.

 

 

Fui a Afganistán en septiembre de 2001, unos pocos días después del 11-S, cuando se hizo obvio que EE.UU. iba a tomar represalias derrocando a los talibanes, porque habían sido los anfitriones de Osama bin Laden y de al Qaeda.

 

 

Lo que sobrevino fue una guerra muy peculiar, que se distinguió, sobre todo, por una falta de combates reales. Cuando fueron retirados el apoyo paquistaní y el dinero saudí, el régimen talibán se desmoronó a una velocidad extraordinaria. A comienzos de 2002, pude conducir de Kabul a Kandahar sin sentir que estaba arriesgando mi vida.

 

 

Pero ahora, a pesar de toda el habla de progreso y democracia, y la presencia en el terreno de miles de soldados británicos, estadounidenses y de otros países de la OTAN, es imposible emprender semejantes viajes por el país con seguridad.

 

 

Sin embargo, en 2001, desde el momento en que vi las primeras bombas estadounidenses que caían sobre Kabul y el chisporroteo de los débiles cañones antiaéreos de los talibanes, se hizo obvia la desigualdad total de los dos lados.

 

 

Los combatientes talibanes que sabían que serían atacados, simplemente huyeron antes de que los aniquilaran. La victoria fue demasiado fácil. Los talibanes nunca ofrecieron una resistencia final ni siquiera en sus bastiones de apoyo en las zonas centrales pashtunes en el sur. Fue un asunto típicamente afgano que mantuvo las tradiciones de los 25 años anteriores cuando traiciones repentinas y cambios de alianzas, no batallas, decidieron quién sería el vencedor.

 

 

Conduciendo desde Kabul hacia Kandahar, siguiendo los pasos de los talibanes, visité la ciudad fortaleza de Ghazni en las carreteras hacia el sur, donde los talibanes se habían desmaterializado repentinamente y recibido una amnistía de facto a cambio de renunciar sin combate al poder.

 

 

Qari Baba, el gobernador de aspecto pesado de la provincia de Ghazni, que había sido nombrado el día antes, dijo: "No veo a ningún talibán aquí," lo que era sorprendente ya que el patio frente a su oficina estaba repleto de hombres de aspecto hosco con turbantes negros, que portaban metralletas.

 

 

"Todos eran talibanes hasta hace 24 horas," murmuró un oficial de la Alianza del Norte.

 

 

Un hecho que debiera haber facilitado la presencia en Afganistán de tropas británicas, estadounidenses y de otros países extranjeros fue que los talibanes eran profundamente odiados por su crueldad, su ciego fanatismo religioso (que condujo a la prohibición del ajedrez y del vuelo de cometas) y la creencia de que eran títeres de la inteligencia militar paquistaní. Y, a diferencia de Iraq, la presencia extranjera en Afganistán ha gozado de apoyo mayoritario, aunque eso está cambiando.

 

 

El intento de trazar paralelos entre Iraq y Afganistán es engañoso porque Sadam Husein había tratado de dirigir un Estado altamente centralizado. En Afganistán el poder siempre ha estado fragmentado. Pero Afganistán en 2001 e Iraq en 2003 estaban empantanados en la pobreza. Un motivo por el que tanto los talibán como Sadam Husein fueron derribados con tanta rapidez es que los afganos, igual que los iraquíes, ansiaban una vida mejor.

 

 

No la obtuvieron. La falta de puestos de trabajo y de servicios como la electricidad, el agua potable, hospitales y alimentos continuó o empeoró.

 

 

Iraq es potencialmente un país rico por su riqueza petrolífera. En Afganistán el único equivalente del dinero del petróleo es el que proviene de los campos de dormidera de los que dependen cada vez más los campesinos empobrecidos. Uno de los motivos por los que los talibanes perdieron el apoyo de los campesinos pashtunes en 2001 - aunque esto fue apenas destacado por los vencedores - es que impusieron una prohibición altamente efectiva de los cultivos de dormidera. Si EE.UU. adopta una
política de destrucción de las plantas de dormidera mediante la pulverización de productos químicos desde el aire, también se verán engolfados en la misma ola de impopularidad. El tráfico con el opio alimenta la ilegalidad, el dominio de los señores de la guerra y un Estado inestable.

 

 

Tanto Afganistán como Iraq son países notablemente difíciles de conquistar. Lo han sido durante siglos, han sido zonas fronterizas en las que vecinos poderosos se han enfrentado a través de testaferros.

 

 

La victoria en Afganistán no es probable seis años después del inicio de la guerra para derrocar a los talibanes. Incluso una expansión masiva de la cantidad de soldados sólo significaría ofrecer más objetivos, y más víctimas. Los ejércitos de ocupación, o la percepción de ocupación, siempre provocan una reacción.

 

En última instancia, lo que suceda en Afganistán será decidido mucho más no por escaramuzas en la provincia Helmand, sino por los acontecimientos en Pakistán, el gran apoyo de los talibán, que están totalmente fuera del control británico. Y la agenda tanto en la guerra afgana como en la iraquí es determinada en última instancia por las necesidades políticas internas de EE.UU. Los éxitos en países
remotos tienen que ser fabricados o exagerados. Los compromisos necesarios son excluidos, dejando a iraquíes y afganos por igual con la deprimente perspectiva de una guerra sin fin.

Patrick Cockburn es autor de 'The Occupation: War, resistance and daily life in Iraq' [La ocupación: guerra, resistencia y vida diaria en Iraq], finalista en el National Book Critics' Circle Award [Premio del Círculo Nacional de Críticos Literarios] para el mejor libro de no-ficción de 2006.

Extraído de Rebelión y publicado originalmente en la revista CounterPunch

 


 

www.voltaire.net.org